top of page

Erika Hernández: Sueños hechos realidad

Tenaz, diligente, y humanitaria, son los calificativos que mejor describen a Erika Hernández Gómez, una exitosa mujer emprendedora, madre y fundadora del Colegio Le Petit Prince, quien nos comparte acerca de sus dos mayores proyectos: la maternidad y la educación.


Originaria de Villahermosa, Tabasco es egresada de la Licenciatura en Ciencias de la Educación de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, y cuenta con una Maestría en Administración Educativa por la Universidad del Valle de México Campus Querétaro.


Se desempeñó como docente durante 10 años, y ha fungido como directora de Cendi´s y guarderías subrogadas al Seguro Social por 5 años. Actualmente es madre de dos hijos: el mayor, un varón, y la menor, una niña, a quienes describe como seres perfectos, inteligentes, y amorosos.


“Hoy la vida me sonríe; tengo una parte de lo que siempre visualicé. Tengo claro a que dedicarme, a la maternidad y a la educación. Estas son la columna de mi ser. Sabía que quería ser mamá, y sabía que lo sería”


Hasta el día de hoy, Erika Hernández ha fungido exitosamente como Directora General del Colegio Le Petit Prince desde su fundación en 2009, el cual ha prestado sus servicios educativos en los niveles de Lactantes, Maternal, Preescolar y Primaria durante 11 años ininterrumpidamente Le Petit Prince: se gestó cuando tenía alrededor de 17 años, a partir de su vocación y formación académica docente; sin embargo, su corta edad e inexperiencia le impidieron dar paso a la consolidación de este sueño, siendo hasta el año 2009 cuando en la ciudad de Cárdenas, Tabasco, su anhelo vería la luz, y se convertiría en una maravillosa realidad.





Su cosmovisión y filosofía sostienen que cuando uno tiene un sueño.


La mayor parte de las veces se quiere correr y volar, pero que no siempre se tiene el control de las cosas y no siempre todo transcurre como se planea, pero que sin embargo lo que tiene que ser, será… a su tiempo y en su momento. Sólo hay que confiar, y que para ello es imprescindible ser perseverantes y luchar por los sueños hasta palparlos, pues de lo contrario, si todo fuera fácil no tendría valor, no habría una línea del tiempo, no habría recuerdos.

Comments


Entradas recientes
Archivo
bottom of page