top of page

El arte de decir: "No"

Cuántas veces les han dicho: “Es que tienes que aprender a decir que no, a lo que normalmente -todos los que padecemos de este síndrome- contestamos, “Ya séee, pero es que...” y procedemos a dar una lista de razones por las cuales está difícil.


Los que no sabemos decir que “no” de corazón, porque ‘según’ yo, es un tema de corazón o nobleza, tenemos mil y un razones por las cuales nos es difícil negarnos.


Al amigo que te pide prestado, al cliente que te pide de más y para que cierres la venta terminas dándole el doble de lo que contrató, al primo que te pide que le hagas unos diseños de esos que son fáciles de hacer, sí, de esos que no te llevan ni cinco minutos (lo cual normalmente nunca sucede)... A tu jefe, a tus hermanos, a tus conocidos.

Esta enfermedad compulsiva de decir que “sí” a todos y a todo, no respeta ni edad, ni sexo, cansancio, es pareja. Porque eso sí les digo, al primer intento que hagas de decirle que no a alguien a quien siempre le dices que sí, más vale que corras porque va arder Troya.


Hace poco entre tanto estrés leí un post en instagram que decía: Estrés es cuando tu boca dice ‘sí’ y tu cuerpo pide a gritos por favor, ‘no’. Exacto. Nos llenamos de actividades y nos metemos en situaciones que nos agotan el cuerpo y sobre todo, la mente. ¿Lo peor? ¡Hasta terminas quedando mal! ¿Pooor?




Cuando no pones límites sanos, hay de tres: o quedas fatal por mezquino, o estás tirado en la cama agotado por haberte llenado de cosas que no quieres hacer o andas furibundo mentando madres por la vida, irritado y contrariado por tu falta de pantalones para decir que sencillamente no.


Es por eso que en esta edición tan especial de Más Líderes quise dedicarle algunas páginas para entender de dónde viene nuestra compulsión a querer quedar bien con todos.


Como emprendedor, como joven, pero sobre todo como humano, he vivido de este síndrome por tanto tiempo que hasta que no me cayó el 20, realmente no sabía el daño con tanto empeño que le estaba haciendo a mi salud física pero sobre todo, mental.


Por supuesto que no puedo dejar pasar la oportunidad para agradecerle a cada una de las personas que hicieron posible una vez más esta edición tan especial.


Director General Más Líderes Media Group





Comments


Entradas recientes
Archivo
bottom of page