top of page

"El éxito no llega solo, se alcanza": Fernando Valdiviezo

Conozcamos a través de estas páginas a esta promesa del emprendimiento, quien se enorgullece de poder contarnos su travesía desde su natal Venezuela, hasta México.

Nacido en Venezuela, el 3 de octubre de 1998, hijo de una madre a quien describe como trabajadora y luchadora, al igual que su padre, fueron quienes lo acompañaron desde pequeño en una vida llena de emociones. Sus padres, quienes son sus ejemplos a seguir, trabajaron siempre en el ramo petrolero, siendo su madre ingeniero geólogo, y su padre ingeniero petrolero.
A los 4 años de edad, comenzaron las dificultades para Fernando y su familia, pues sus padres fueron despedidos injustamente por no apoyar al régimen gubernamental de ese momento en su país natal; esto provocó un cambio radical: “Pasaron de ser unos grandes ingenieros y trabajar en la mejor corporación del país, a vender sopa y mi padre trabajar como taxista.” Sin embargo, la vida les sonríe en 2004, año en que se les presentaron a sus padres distintas oportunidades para seguir laborando en el sector del petróleo, sólo que esta vez, en México, llevándolos a mudarse y establecer- se con el paso del tiempo de forma permanente en la ciudad.

Durante la adolescencia de Fernando, a su madre le detectan cáncer de mama, razón que les hizo vivir como familia, una época difícil tanto emocional como económicamente, pero fue a su vez ésta, una de las cosas que le causó interés por generar su propio dinero ante la necesidad.
“Desde que yo estaba en la preparatoria, trabajé un tiempo en un salón de fiestas para niños pequeños, donde yo hacía la limpieza y cuidaba a los niños, ganaba 120 a 150 pesos por fiesta, y me pagaban 10 pesos las horas extras, durante ese tiempo, tuve compañeros de que me hicieron darme cuenta que ése era un trabajo para quien realmente lo necesitara, ya que habían chicos que con 19 años ya tenían 3 hijos y los veía esforzarse el doble de lo que yo, así decidí que no podía ocupar una vacante más ya que realmente el dinero que yo ganaba ahí era suficiente para mis gastos.”
Fernando nos platica con sentimientos encontrados, parte de su trayectoria que lo llevó a forjar un carácter lo suficientemente cimentado, que más tarde lo llevaría a convertirse en la exitosa persona que es hoy. “Mi segundo trabajo fue durante la universidad, ya que al irme a extraordinario en una materia, mis papás me dijeron: si quieres pasar la materia, págate tu extraordinario.


Comments


Entradas recientes
Archivo
bottom of page